En el Día de la Mujer, ya convertido en la Semana de la Mujer, no queremos pasar por alto nuestro apoyo a todas aquellas mujeres que han luchado, luchan y seguirán siendo apoyo y ejemplo para otras, en materia de derechos humanos: “Todas las personas tienen derecho a tomar decisiones sobre su salud, su cuerpo, su sexualidad y su vida reproductiva sin miedo a sufrir coacción, violencia y discriminación”. Una norma hecha pedazos cientos de veces al día, en muchos Estados, rincones y hogares del planeta.
   El control del cuerpo de la mujer, de demasiadas mujeres, lo tienen de forma fraudulenta mafias, autoridades fanático-religiosas y hasta su propia familia en determinados ambientes. Nuestro trabajo es ayudar a mejorar la autoestima y satisfacción de las personas que se sienten mal con alguna parte de su cuerpo; nuestra labor es sanar y ayudar lo máximo posible a las mujeres que necesitan y tienen derecho a rehacer su cuerpo herido por las secuelas de un cáncer. Restaurar las cicatrices de mujeres anónimas maltratadas. Qué lejos estamos todavía de poder ofrecer nuestro apoyo sanitario a la legión de víctimas juzgadas, ultrajadas y castigadas severamente en países donde es tabú todo lo concierte al cuerpo de una mujer!
Rosa Ogando
Especialista en Salud y Belleza

Leave a Reply